Crepes rellenas de pera

El origen de las crepes -disco de masa fina hecho con trigo – está en Bretaña (Francia) y se deriva de los pancakes galette, porque era en las galletes (piedra plana para cocinar) donde se elaboraron los panqueques.
A finales del siglo XIX las crepes se extendieron por toda Europa y América, pero en cada país se les dio un tratamiento especial y un nombre distinto. Por ejemplo, los rusos las denominaron bliný y los mexicanos tacos.

crepes rellenos de pera

Ingredientes (4 Personas)
1 cucharada de café soluble, 1, 5 dl de leche, 250 g de harina, 3 huevos, una pizca de sal, 80 g de azúcar.

Para el relleno :

50 g de azúcar glas, 80 g de mantequilla, 2 Yogures naturales, 1 actimel, 3 peras, el zumo de 1/2 limón, 30 g de pistachos pelados.
Elaboración

  • Pelar las peras cortadas en cuartos. Ponerlas en un bol y rociarlas con zumo de limón.
    Calentar 40 g de azticar con la mitad de la mantequilla en una sartén. Añadir las peras escurridas y cocerlas suavemente hasta que estén tiernas y algo caramelizadas.
  • Mezclar el café soluble con la leche y verter la harina-removiendo-hasta obtener una masa lisa.
  • Sazonar con sal y el resto de las yemas previamente batidas.
  • Incorporar las claras a punto de nieve. Calentar el resto de la mantequilla y verter una capa de la mezcla. Cocer la crepe hasta dorarla, darle la vuelta y cuajar el otro lado. Formar el resto.
    Mezclar el yogur con el actimel y los pistachos ligeramente machacados (reservar unos pocos. Esparcir un poco de la mezcla sobre cada crepe y disponer una cuarta parte de las peras.
  • Envolver las crepes y pasarlas a una fuente. Espolvorear con
    azúcar glass y pistachos.